Guia básica para transformar un mueble de madera

Cómo pintar un mueble darle un toque vintage o moderno.

Buenas tardes a todos
No vamos a descubrir nada nuevo si os decimos que los muebles de madera pintados están de moda. 
Nosotros tenemos  que reconocer que nos encantan.
Además de ser un modo fantástico de reciclar y darle nueva vida a un mueble viejo, añaden carácter a cualquier rincón. 
Probar a poner un mueble pintado y envejecido en la entrada principal para añadirle un toque vintage,  o en vuestro dormitorio para darle un toque bohemio o, porque no,  en el comedor para resaltar aún más esa pieza que tanto os gusta. Aunque el trabajo de pintar un mueble puede ser laborioso, mas aun si tiene o ha tenido carcoma, os aseguro que los resultados compensarán todos los esfuerzos.
Aquí os dejamos algunos consejos básicos que os ayudaran a completar esta transformación.

Preparar el mueble

Dejaremos para otro post el trabajo de como eliminar la carcoma, si la tuviera,  y tapar los estragos que hayan podido hacer en el mueble y partiremos de la base de que la madera esta en perfecto estado. El resultado final depende,  en gran medida, del tiempo que os toméis para preparar el mueble, así que armaros de paciencia y ser meticulosos en este primer paso.
Lo primero,  quitar todos los herrajes, los tiradores y los cajones, si los tiene, y limpiar bien todo el mueble con agua y jabón. Una vez limpio, podemos encontrarnos con varios casos:

  • Si tiene ya una o varias capas  pintura antigua y en mal estado, primero hay que quitarla con un decapante o disolvente que podeis encontrar en las ferreterías o tiendas de manualidades (Hay que tener mucho cuidado de usar siempre guantes protectores y trabajar en un área bien ventilada porque son productos muy corrosivos).  No es que sea un trabajo complicado pero si que hay  que tener muchaaaaa paciencia. Después de quitar toda la pintura antigua, es  el momento de lijar hasta que la madera este suave, lisa y uniforme.  Nosotros os recomendamos una lijadora eléctrica. (actualmente hay en el mercado lijadoras pequeñas, manejables y bastante económicas y que además llevan incorporado un deposito para el polvo ). 
  • Si la pintura  no está en malas condiciones, lijamos directamente. No es necesario retirar todo el acabado, basta con quitarle el brillo para que “agarren” el resto de productos, aunque según las capas de pintura que tenga, os recomendamos el proceso del decapado que hemos explicado anteriormente.
  • Si lo que tiene es solo barniz, procederemos a lijarlo directamente con una lija de grano grueso.

la-foto-1_1-300x300

 El mueble ya está listo para pintar

Una vez preparada la madera, no hay que tener prisa.
Primero aplicaremos una o dos capas de imprimación.  El objetivo de esta pintura protectora es cubrir las imperfecciones, sellar la madera y lograr que la pintura que se aplique a continuación se adhiera con más facilidad.  Deje secar completamente entre capa y capa. Si queréis conseguir un resultado mas duradero y profesional, después de cada una de las capas,  pasar una lija fina por toda la superficie. Limpiar con un paño húmedo y ya está listo para pintar.
En cuanto a que tipo de pintura escoger, hay infinidad de opciones y acabados. Las hay  acrílicas (las que se disuelven en el agua) o sintéticas ( las que necesitan algún tipo de disolvente). Las mas prácticas son las acrílicas porque no son toxicas y todos los utensilios se lavan con agua, sea una pistola,  un rodillo o una brocha. Las sintéticas necesitas un espacio bien ventilado , y los utensilios se  limpian con disolventes,  pero son algo mas duraderas.  En cuanto a acabados, pueden ser mates, satinados (que tienen un poco de brillo) o brillantes. Ya veis que hay para todos los gustos.
Una vez escogida la pintura, ya podemos empezar a pintar. La pintura no debe estar muy espesa. Si es así la disolvemos con agua, si es acrílica, o con disolvente si es sintética. Si está demasiado espesa se notarán las marcas de los brochazos o del rodillo. Aplica dando capas finas.  Deja secar y lija, como siempre. Una segunda mano de pintura dejará un acabado uniforme y sedoso. Deja pasar al menos 12 horas para un secado perfecto. Lija con cuidado y retira el polvo.

Escoger el acabado

Una vez el mueble esté pintado y seco, puedes optar por una serie de acabados a cual mas bonito, escogiendo el que mas se adapte al entorno donde vayas a colocar el mueble

• Terminación con cera: protege el mueble con una capa de cera incolora que aplicarás con un paño. Deja secar y pule con otro para sacar brillo.

• Terminación con pintura decorativa: dependiendo del mueble y su función, puedes poner algunos motivos decorativos (pintando a mano alzada o con plantilla de estarcido, o bien con técnicas de decoupage o con transfers.)

• Terminación con pátina: para darle un aspecto envejecido, vintage o ligeramente bohemio aplica una pátina. Se puede hacer con betún de judea, con un glaseado al óleo del color que te guste, o simplemente, con una mano aguada de pintura de manualidades en el color que quieras. También puedes comprarla ya preparada.

Para acabar, atornillamos de nuevo los tiradores o cualquier otro detalle que tuviera el mueble y ya tienes tu mueble totalmente transformado. TAQUILLON VINTAGE 5 Esperamos no haberos aburrido mucho con las explicaciones, y que os animéis a transformar ese mueble que tenéis olvidado en un rincón.

Y si no tenéis ningún mueble perdido o estáis escasos de  tiempo,  siempre podéis visitar nuestra pagina y nuestra tienda on line Si os ha gustado esta entrada,  podéis dejar vuestros comentarios.

Muchas gracias por vuestro tiempo

Feliz martes a todos

https://genovesatelier.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Guia básica para transformar un mueble de madera”

A %d blogueros les gusta esto: